Organizaciones Humanizadas

¡El mundo empresarial con visión humana y joven!


Deja un comentario

Fidelización empleado Vs. Nuevos modelos de contratación

Los nuevos escenarios empresariales están marcando la tendencia frente a las exigencias y retos que impone el mercado; entre ellos, el manejo, trato o direccionamiento que le dan al recurso humano.

Muchos especialistas, analíticos y expertos del entorno corporativo hablan sobre la valoración de los miembros de una empresa, tomando a estos como fuerza importante para una mayor productividad y rendimiento económico en sus negocios; pero lastimosamente, el amplio espectro organizacional ha creado modalidades de vinculación que se oponen en cierto sentido a esas teorías de fidelización del cliente interno.

El mejor ejemplo son los famosos Call Center, en su mayoría de servicios públicos y telecomunicación, los cuales instruyen un personal (ajeno a la marca) para atender las PQRSF de los clientes. Es obvio que dicho personal desconoce la filosofía y valores de la marca. El delgado hilo que une call center – marca son unos representantes de cada empresa; entonces, dicha situación traduce a unos agentes sin el más mínimo sentido de pertenecía, identificación y compromiso con la marca a la que “representan”.

Organizaciones cuyas contrataciones son a través de bolsas de empleo o término fijo (no superior a los seis meses) por lo general no brindan una estabilidad laboral, son propensos a tener miembros insatisfechos y en busca de nuevos horizontes. Esto si le sumamos que carecen de sistemas de motivación y valoración del talento humano.

Estos modelos conocidos como tercerización solo se han encargado de transformar figurativamente el modelo esclavista de la Edad Antigua, pero sigue viendo al empleado más como un elemento cuantitativo que cualitativo; con esto no estoy queriendo decir que todas la organizaciones funcionan con dichos modelos, no, pero si que muchas aún no dan el verdadero valor e inversión que requiere el talento humano para la optimización y éxito grupal.

Entonces, ¿Dónde queda la fidelización del empleado? En una dicotomía de realidades, mientras algunos departamentos de R.R.H.H se esmeran por despertar compromisos con la empresa, la misma empresa no busca compromiso con el empelado.

Las organizaciones se solidifican y son más productivas cuando todos y cada uno de los públicos que hacen parte de un núcleo corporativo se involucra directamente

Anuncios